La industria automovilística crece en Navarra

Tendencias
septiembre 11, 2018

La industria automovilística española es una de las más dinámicas del mundo y el sector es un ejemplo de éxito dentro y fuera de nuestras fronteras. En este contexto, la industria automovilística se ha convertido en un sector en alza de la economía Navarra, donde actualmente desempeña un papel vital.

Las cifras hablan por sí solas: la Comunidad Foral alberga alrededor de 30 compañías industriales, casi la mitad de ellas propiedad de multinacionales del sector de la automoción, que facturan por encima de los 100 millones de euros anuales.

¿Por qué el sector es tan sólido?

Al igual que en el resto de España, donde la industria automovilística es un pilar fundamental tanto en términos económicos como de empleabilidad (cerró 2017 con un crecimiento del 6,8%, logró una facturación de más de 66.100 millones de euros y empleó a 6.300 nuevos profesionales, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles de España), la automoción desempeña un papel fundamental en la generación de empleo y riqueza en Navarra. Y es que, además de contar con fabricantes de coches, en esta comunidad también se sitúan numerosas empresas y fabricantes de componentes.

Los motivos de la solidez de la industria automovilística navarra son muchos, aunque destacamos los siguientes:

  • La industria automovilística en esta región se remonta a la segunda mitad de los años 50. Esta experiencia le una amplia representación de empresas y pymes locales, nacionales y multinacionales ubicadas en todos los tramos de la cadena de valor del sector.
  • Su situación estratégica en el norte de España sitúa a Navarra como punto estratégico entre los principales ejes comerciales del continente (Bilbao-Barcelona y París-Madrid-Lisboa).
  • El sector de la automoción en Navarra dispone de mano de obra altamente cualificada y de un sistema educativo y formativo de alto nivel.
  • Navarra tiene uno de los sistemas fiscales más favorable de España, lo que favorece la implantación y creación de empresas de todo tipo, también de la industria automovilística.

Retos de un sector económico clave

En términos generales, Navarra es una de las comunidades que mayores beneficios aporta a la industria del motor nacional con una cota del 10,26 % de la fabricación de vehículos en España. Teniendo en cuenta que este sector supone más del 10% del Producto Interior Bruto de nuestro país, conviene que sigamos sumando esfuerzos para que la automoción siga manteniéndose al alza.

Sin embargo, y a pesar de la buena salud del sector, la industria automovilística navarra también se enfrenta a retos que debe resolver con dinamismo.

Por una parte, es importante que los “gigantes industriales”, las grandes multinacionales, cuenten con un partner de confianza en materia de recursos humanos que les ofrezca soluciones ad hoc y al mismo tiempo sea capaz de anticiparse a sus necesidades.

Este HR Business partner también debe encargarse de asegurar la implantación de la transformación digital y el liderazgo de la carrera de la industria 4.0. La industria 4.0 permite a las compañías aumentar su competitividad sin necesidad de sacrificar el empleo utilizando mecanismos y sistemas capaces de prever un fallo antes de que ocurra. De esta forma, son las cadenas de producción las que se adapten a la demanda y no al contrario.

Otro punto que la industria automovilística de Navarra tampoco debe perder de vista es el avance tecnológico. Junto con la industria aeronáutica y la de las energías renovables, el sector de la automoción ha estado siempre a la vanguardia en materia de innovación. En este sentido, es importante recalcar que la robotización en determinados procesos no conlleva de forma imperativa la pérdida ni la reducción del trabajo humano. De hecho, la implementación de las mismas es fundamental para garantizar la continuación de los buenos resultados del sector en España y en Navarra.

¿Qué podemos esperar del sector para los próximos años?

Navarra tiene unas buenas condiciones de geolocalización y personal cualificado para seguir manteniendo su industria automovilística en el primer escalón del tejido empresarial regional y nacional. Además, el sector permite fomentar la continuidad de los profesionales y su proyección profesional (el 83% de los trabajadores tienen contratos de duración indefinida).

El reto presente y futuro es que empresas e instituciones continúen remando en una misma dirección proporcionando a estas incubadoras de empleo y sostenibilidad económica las herramientas y los mecanismos necesarios para seguir creciendo. Por supuesto, deben hacerlo sin olvidar la importancia de que los profesionales del sector evolucionen y mantengan su progresión.

Aún así, y a pesar de la solidez del sector, las empresas cambian y se transforman, y exigen nuevos puestos de trabajo, competencias y habilidades. Es aquí donde juega un papel fundamental el partner, el consultor encargado de acompañar a la empresa y a sus empleados ante esa nueva realidad.

De esta forma, la irrupción del HR Business Partner se ha convertido en la solución a las necesidades de la empresa en el presente y en el futuro, un nexo de unión básico entre los diversos departamentos y procesos ubicando a las personas en el centro de su estrategia.

 

Nora Reta

Socia Directora Navarra y Experta en Transformación Cultural