Evaluaciones

Tres tendencias para la evaluación del desempeño profesional

La evaluación del desempeño profesional en base a la retroalimentación ha demostrado ser una herramienta de gran utilidad para fomentar el desarrollo profesional en la empresa. Esta contribuye, además, a mejorar la cultura corporativa, porque facilita la comunicación multidireccional entre empleados, y de los empleados con la organización, gracias al intercambio de información y opiniones.

Una comunicación directa, basada en la confianza a todos los niveles (dirección, management, técnicos, auxiliares, etc.), hará posible a medio y largo plazo que la productividad sea mucho más efectiva.

La retroalimentación se puede convertir en una herramienta muy poderosa incluso para diferenciarnos de nuestra competencia. Es decir, debemos identificar todo el proceso como una gran ventaja competitiva.

Aun disponiendo de los canales adecuados para facilitar este intercambio de información, existen tres grandes técnicas provenientes del coaching que nos pueden ayudar a fomentar la retroalimentación:

1. El feedback constructivo para aprender cómo mejorar

El feedback constructivo se puede potenciar mediante técnicas que promuevan el intercambio de información, impresiones y planteamientos entre personas de una misma organización, con la finalidad de facilitar y promover cambios y mejoras.

Estos cambios deben servir para pulir errores o vicios inconscientes que cualquier empleado, equipo de trabajo, o incluso organización entera, puede adquirir con el paso del tiempo.

Los beneficios de fomentar un feedback constructivo los podemos resumir en los siguientes puntos:

  • Genera autoestima y seguridad a corto y largo plazo.
  • Fomenta el sentimiento de pertenencia a un grupo u organización, porque todo el mundo siente que tiene ‘voz y voto’.
  • Elimina los comportamientos negativos que no son productivos, y con la empatía adecuada, contribuye a que la crítica sea constructiva.
  • Incrementa la confianza entre las diferentes capas del organigrama.

2. El feedforward para anticipar el éxito

Mientras el feedback centra toda su atención en la interacción como herramienta para el cambio, una nueva corriente o metodología se está incorporando a los recursos humanos: el feedforward.

Como bien indica su etimología inglesa, se trata de un enfoque que si bien se sigue nutriendo de las ventajas de la retroalimentación, se centra mucho más en las oportunidades que debería deparar el futuro. O dicho de otro modo, ayuda a los empleados a analizar y descubrir nuevos comportamientos y conceptos en torno a una situación que puede ser hipotética o real. Es decir, se basa en prever cuál sería la mejor forma de actuar ante una circunstancia futura.

Las ventajas de esta técnica es su orientación a soluciones y que el feedback que se recibe es siempre positivo. Se trata de buscar la mejor solución, por lo que los participantes están más receptivos.

3. La evaluación 360º como herramienta definitiva de feed/back/forward

Ahora que ya sabemos cómo el feedback y feedforward contribuyen a evaluar el desempeño personal y de equipos, es momento de presentar la herramienta de valoración más completa hasta la fecha: la evaluación 360º, que basa su eficacia en la evaluación competencial a través del feedback, orientado a la mejora de cara al futuro (feedforward).

Con tal de tomar aquellas decisiones más acertadas en temáticas fundamentales como las promociones internas, los planes de formación y de carrera o la retención del talento y reorganización de equipos, es muy importante no conformarse con un punto de vista, sino que cuanto más amplia sea la visión, más probabilidades de éxito conseguiremos.

La metodología de evaluación 360º nos permite obtener una visión totalmente transparente porque suma diferentes perspectivas dentro de la propia organización (jefes, compañeros, personas a cargo…). Además puede incluir a evaluadores externos tales como clientes, proveedores o partners. En conjunto ofrece una evaluación del desempeño de la persona muy completa.

Las técnicas de retroalimentación son un excelente recurso para evaluar el desempeño de personas y equipos, y las organizaciones deben aprovechar todas las oportunidades que ofrecen, entre las que encuentran pilares fundamentales como el desarrollo profesional, la productividad, el clima laboral y la cultura corporativa.