¿Cómo hacer un buen Currículum Vitae?

Preparar un buen currículum vitae es clave a la hora de encontrar trabajo: es lo primero que verá el equipo de recursos humanos y puede ayudarnos a conseguir nuestros objetivos laborales. En este artículo analizamos cómo hacer un buen currículum vitae y qué debes tener en cuenta para destacar.

¿Quién no ha sentido vértigo al terminar su formación profesional y lanzarse al mundo laboral? ¿Quién no ha temblado al querer cambiar de trabajo? E incluso cuando hemos terminado nuestro tiempo en una empresa y debemos buscar otro lugar… ¿Cómo enfrentamos esas situaciones de búsqueda de trabajo? 

Aunque pensemos que el miedo puede invadirnos, nos enfrentamos a un periodo donde caben muchas cosas positivas: podemos soñar con el mayor de nuestros éxitos y tener muy presente la posibilidad del mayor de nuestros fracasos. Este momento es un punto de inflexión en nuestra trayectoria, por ello merece la pena dedicarle tiempo, trabajo y esfuerzo para orientarla bien.

Debemos evitar cometer el primer error: salir a buscar, de forma impulsiva, para tener algo a toda costa. En este momento, es importante darnos espacio para soñar, ¿por qué no? Debemos atrevernos a dibujar nuestra trayectoria profesional, siempre de una forma realista.

Esto no quiere decir que se vaya a cumplir a pies juntillas lo que definimos, pero significa que tengo un plan, tengo una hoja de ruta y más posibilidades de éxito que si no la tuviera.

Para soñar con el futuro y proyectarse en él es imprescindible hacerse algunas preguntas poderosas. Preguntas a las que no puedo contestar en el momento, pero que me dejan rumiando y que me interpelan en lo más profundo. A veces da un poco de pereza darnos respuesta, pero estamos hablando de orientar nuestra vida y eso merece respeto y tiempo.

Que no nos ocurra como algunas personas que acompañamos en diferentes procesos en distintas organizaciones que nos comentan casi al final de su andadura profesional: “He llevado una vida que no quería”. “Me he dedicado a algo que me ha dado dinero, pero no me ha hecho feliz”¡¡¡Nosotros estamos a tiempo!!!

Paso 1 para hacer un buen currículum: conocerme y proyectarme en mi futuro

Antes de nada, reflexionemos: ¿Qué quiero? ¿Cuál es mi proyecto de vida? ¿Qué aspiraciones tengo? ¿Qué es lo que me hace plenamente feliz? El objetivo no es hacer la pregunta, sino que resuene dentro para encontrar la mejor respuesta, porque son cuestiones que nos llevan a asomarnos a los perímetros de nuestra vida.

La búsqueda de empleo requiere de una estrategia y, como toda estrategia, hay que pensarla muy bien. Necesitamos un previo. Para trabajar este previo compartimos con vosotros una metodología con la que trabajamos en Montaner: el Método FOAR, que nos ayuda a objetivar y completar la fotografía de quién soy yo hoy y hacia dónde me quiero dirigir mañana. Para ello, partimos de una premisa y de cuatro áreas de reflexión.

La premisa es diseñar mi trayectoria profesional partiendo de lo que a mí me hace vibrar por dentro y me llena y motiva mis fortalezas.

Áreas de reflexión para hacer un buen currículum

Las áreas de reflexión son:

F (Fortalezas): Piensa en todas esas cualidades, formación y/o experiencia que posees y, aunque creas que alguna fortaleza “no te sirve de nada”, contémplala también, porque quizás luego te des cuenta de que sí tiene importancia.  Descubre qué hiciste para obtener logros pasados, cuál fue tu contribución, cuál es “ese encargo que siempre me hacen a mí”, porque saben que lo haces bien.

O (Oportunidades):  Aquí deben aparecer todas las acciones que puedes llevar a cabo para conseguir tu meta. Pueden ser oportunidades relacionadas con formaciones, con contactos o con ofertas externas. Se trata de identificar dónde puedes actuar ¡ya! teniendo en cuenta las fortalezas que has escrito en el apartado anterior. Y eso, ¿para qué? Pues para priorizarlas en función de tus aspiraciones, como veremos en el siguiente punto.

A (Aspiraciones): Este es el punto que debe servirte de guía. Fija tu gran objetivo, tu sueño realizable: ¿Qué aspiraciones tengo en la vida? ¿Qué valores me definen? ¿Cómo sentirías satisfacción laboral? Es posible que te sea difícil concretar solo una aspiración. No importa. Hasta tres, se pueden manejar. Si te salen más, mira si entre ellas hay alguna relación y las puedes asimilar o unir.  

R (Resultados): Ahora es el momento de concretar todo lo que has escrito, en un Plan de Resultados. Elige una de tus aspiraciones; a esa aspiración, asígnale las oportunidades que estén relacionadas y, de ellas, elige un máximo de tres. Y ahí es donde debes centrarte. ¿Qué fortalezas pueden ayudarte a aprovechar estas oportunidades? Ponte un resultado tangible y evidente a muy corto plazo. Se trata de actuar con evidencias y a corto plazo, para valorar si consigues resultados y seguir con el plan; o si, por el contrario, debes hacer alguna modificación.

En esta labor de análisis, también es importante conocer y reconocer nuestras limitaciones y aquellos aspectos en los que no soy tan buena/o y reconciliarme con ellos. Eso me da seguridad para afrontar el proceso de selección.

Una vez trabajada esta herramienta, podré ver qué tipo de empresa está más en coherencia con mis aspiraciones, fortalezas y valores. Serán empresas que me atraerán y posiblemente mi perfil también les resulte atractivo a ellas, porque “tenemos cosas en común”.

Paso 2. Coherencia entre el propósito de la empresa y mi propósito/valores

Un aspecto que hay que tener en cuenta es la personalización del proceso de selección: quienes seleccionamos buscamos personas con conocimientos, habilidades y destrezas, pero también con alma, una parte intangible de la persona que hace que cada uno seamos diferente.

Mi valor único (del que yo soy conocedor) debe teñir todo el proceso de selección al que aplico: mi CV, mi manera de explicar mi trayectoria y de proyectar mi futuro en el contexto de una entrevista, etc.

Vamos a hacer alguna reflexión, tanto del CV como de la forma de maximizar resultados en la entrevista de selección: ¿qué busca quien lee mi CV? ¿Me encuentra a mí o encuentra un perfil en serie? Mi currículum, ¿habla de mí solo de manera descriptiva o dibuja mi foto en 3D? ¿Se deja ver mi talento? ¿Mis fortalezas y aspiraciones están de alguna forma reflejadas? Eso es hoy, pero yo entrevisto para el mañana, ¿dónde estás y dónde quieres estar?

Podemos hacer un CV resumido y otro normalizado, aconsejamos tener uno de cada, quizá el normalizado puede ser más extenso y recoger de forma exhaustiva toda mi labor profesional, pero también deberá de alguna forma recoger mis valores. Y en el resumido, de forma sintética, me presento yo y lo que más destaco de mi trayectoria.

El Currículum Vitae es nuestra carta de presentación, por ello es importante adaptarlo a la empresa a la que me dirijo. Es decir, aconsejamos diseñar un CV ad hoc para cada posición en la que apliquemos. Por ejemplo, si soy médico, no es lo mismo lo que tengo que poner en valor sobre mi trayectoria si voy a aplicar a una posición de médico cirujano para una ONG en la zona más desfavorecida de África, que para médico cirujano en una clínica en España. 

Por supuesto, no hay que mentir, pero sí destacar y poner en valor aquellos aspectos de mi trayectoria que mejor serán valorados para aquella empresa determinada a la que estoy dirigiéndome.

Y no pensemos solo en un documento, ¿por qué no acompañarlo con un ‘Elevator Pitch’? Un vídeo de un minuto de duración en el que te presentas y destacas tus habilidades, tus fortaleza y lo que puedes aportar a la empresa a la que te diriges, creando expectativas, ganas de conocerte y, ¿por qué no? De tenerte en su equipo.

Queda claro, el CV debe reflejar éxitos, hitos, logros y resultados. No tenemos que contarlo todo, pero tampoco podemos olvidar cosas importantes. A partir de ahí, si nos llaman, hay que preparar muy bien la entrevista de trabajo, porque no es una cita cualquiera, así que de ella os hablaremos en el próximo post.

Contacta con nosotros


Si quieres que nuestro equipo contacte contigo para conocer de primera mano información de nuestros Servicios relacionados con este tema, puedes dejarnos tus datos aquí:

Artículos relacionados

Tendencias

Montaner y Aticco, una nueva apuesta por el talento en la PYME

¡Empezamos 2024 con una nueva colaboración! Este año arrancamos fuerte con un partnership con Aticco,...

Gestión del cambio Tendencias

¿Cómo integrar a las nuevas generaciones en el ámbito laboral?

En los últimos años, las empresas han estado viendo cómo sacar el máximo partido a...

Tendencias

Retos a los que se enfrentan los profesionales de RRHH este 2024

Sin duda, dejamos atrás un año lleno de cambios y retos, algunos de los cuales...

Selección y Headhunting Tendencias

La dificultad para encontrar talento en 2024

La falta de talento o, más bien, la dificultad para encontrarlo es uno de los...

Gestión del cambio

Nuestros servicios de #teambuilding y eventos crecen gracias a la alianza con ‘d events platform’

Como sabes, en Montaner somos expertos en la gestión del cambio en las organizaciones. Estos...

Selección y Headhunting

El onboarding online versus el onboarding presencial

Los procesos onboarding nacieron con el objetivo final de facilitar la incorporación a la empresa...