Jornada laboral de 4 días: ¿hacia dónde vamos?

Grandes empresas como Desigual han implementado la jornada laboral de 4 días en los últimos meses en España. Pero, ¿cuál es la situación actual y cómo están afrontando el resto de países europeos? Lo analizamos a continuación.

La situación laboral post pandemia: mayor flexibilidad y teletrabajo

La pandemia ha acelerado una tendencia que ya veníamos viendo en el mundo laboral: las personas miramos diferente al trabajo y buscamos, entre otras cosas, modelos más flexibles en cuanto a tiempos, funciones, proyectos o liderazgo.

En medio de esta situación, además de implementarse como algo normal el teletrabajo, se ha reactivado, desde comienzos del 2022, el debate sobre acortar la jornada laboral a cuatro días semanales, tras la aprobación en Bélgica de esta reforma laboral.

Desde Montaner & Asociados, Nora Reta, socia directora de Montaner en Navarra, analiza la situación después de participar en un programa de Navarra Televisión junto a AEDIPE, en el que hablaron sobre esta posible jornada laboral de cuatro días en España.

Jornada laboral de 4 días: ¿Cuál es la situación en Europa?

En el caso de Bélgica, se ha dado la posibilidad de reducir la jornada a cuatro días, sin reducir horas, es decir concentrando las mismas horas semanales que antes tenían, pero en cuatro días. Incluso se da la posibilidad de hacer todavía más horas semanales para despejar la siguiente semana.

Es sin duda una medida que permite a los trabajadores disponer de más tiempo de ocio y puede ser una propuesta con beneficios: conciliación, creación de puestos de trabajo, más riqueza, ahorro de tiempo, cuidado medioambiental por los menos desplazamientos, etc.

Jornada laboral de 4 días en España: ¿estamos preparados para ello?

A partir de esta propuesta, surgen varias dudas en el caso de que se decidiera implementar esta medida en España:

  • ¿Reducimos las horas semanales o se mantienen en 40, como se ha decidido hacer en Bélgica?
  • Si trabajáramos menos horas, ¿se reduciría la retribución económica?
  • Y si trabajamos más horas diarias para disfrutar de tres días libres, ¿seríamos igual de productivos? Porque en este supuesto, serían días de trabajo más intensos…

Está claro que hay muchos matices, pero estamos en tiempos de cambios tras los dos años de pandemia que ha acarreado, en la gestión de las personas en el mundo laboral, nuevas formas de trabajar que han venido para quedarse. Las personas miramos diferente al trabajo, porque la situación vivida nos ha hecho replantearnos nuestra situación laboral y familiar, su peso e importancia frente a la jornada, y ese es el verdadero debate que hay detrás.

Desde luego, la jornada laboral de cuatro días es una cuestión a valorar y sería bueno que legalmente existiera esta posibilidad. De hecho, otros países europeos como Francia, Bélgica y Suecia han reducido las horas laborales, en lugar de los días y se ha demostrado igual productividad.

Sin duda este cambio dependería de sectores, empresas, actividades económicas, etc., porque no en todos los trabajos se pueden implementar las mismas medidas. Por ejemplo, las y los autónomos con comercios o establecimientos ven complicado aplicar esta medida. Pero hay empresas que sí podrían hacerlo y si decidieran reducir un día de trabajo a la semana, sería una mejora para las trabajadoras y trabajadores.

Con estos cambios, tendríamos que generar nuevas formas de organización, porque habría que adaptar las necesidades de unos con las necesidades de otros. Pero podría ser sensato hacer una prueba piloto, por ejemplo en un departamento, ver cómo funciona, hacer modificaciones y plantear extenderla.

¿Estamos preparados para jornadas laborales de 10 horas diarias?

Está claro que debemos reflexionar mucho sobre la implementación o no de la jornada laboral de cuatro días, poniendo en la balanza los pros y los contras que traería consigo. Pero, en el supuesto de que se redujeran los días laborales y, siguiendo el modelo belga no se redujeran las horas, estaríamos enfrentándonos a jornadas más largas e intensas. ¿Estamos preparados para pasar de trabajar 7 u 8 horas diarias a 9 o 10? ¿Es este el verdadero cambio y la flexibilidad que le pedimos a nuestro trabajo? Porque no podemos obviar que la capacidad productiva de las personas no siempre es la misma en las últimas horas laborales.

En este supuesto, las personas disfrutaríamos de más tiempo para el ocio, pero tendríamos que organizarnos mejor en el trabajo para sobrellevar esa carga consecutiva de horas, que supondrían un esfuerzo mayor que en las primeras horas, porque habría un cansancio acumulado.

Los modelos organizativos están cambiando, el modelo tradicional ya no sirve y sería interesante compensar esa sobrecarga, por ejemplo, con transversalidad en los procesos y en los proyectos.

Pero, ¿si además de reducir los días, mantuviéramos el mismo horario? En ese caso, estaríamos trabajando menos horas semanales y está claro que no acusaríamos el cansancio. Pero las empresas sí tendrían repercusión. y deberían de contratar a más personal para cubrir esas horas laborales vacantes.

Por tanto, sería bueno que existiera esta posibilidad, pero habría que valorar y estudiar caso por caso. O, mejor dicho, empresa por empresa, ya que las grandes compañías con cadenas y jornadas continuas deberían de contratar a más personal para cubrir esas horas laborales vacantes. En ese caso, se generarían nuevos puestos de trabajo, pero no todas las compañías podrían afrontar los sueldos extra.

En este punto, debemos recordar, como decíamos al comienzo, que en algún país europeo se ha implantado esta reducción de horas (no de días) y se ha comprobado que la productividad es óptima. En el caso de España, ¿se compensaría con un salario mayor o se reduciría el ingreso? Porque si fuera así, habría que buscar un mecanismo compensatorio.

Está claro que el ideal es trabajar pocas horas y tener el mismo sueldo, porque lograríamos una productividad alta. Pero para ello, habría que invertir en innovación y mejora tecnológica para que fueran más productivas las personas, trabajando menos horas.

Contacta con nosotros


Si quieres que nuestro equipo contacte contigo para conocer de primera mano información de nuestros Servicios relacionados con este tema, puedes dejarnos tus datos aquí:

Artículos relacionados

Tendencias

Montaner y Aticco, una nueva apuesta por el talento en la PYME

¡Empezamos 2024 con una nueva colaboración! Este año arrancamos fuerte con un partnership con Aticco,...

Gestión del cambio Tendencias

¿Cómo integrar a las nuevas generaciones en el ámbito laboral?

En los últimos años, las empresas han estado viendo cómo sacar el máximo partido a...

Tendencias

Retos a los que se enfrentan los profesionales de RRHH este 2024

Sin duda, dejamos atrás un año lleno de cambios y retos, algunos de los cuales...

Selección y Headhunting Tendencias

La dificultad para encontrar talento en 2024

La falta de talento o, más bien, la dificultad para encontrarlo es uno de los...

Gestión del cambio

Nuestros servicios de #teambuilding y eventos crecen gracias a la alianza con ‘d events platform’

Como sabes, en Montaner somos expertos en la gestión del cambio en las organizaciones. Estos...

Selección y Headhunting

El onboarding online versus el onboarding presencial

Los procesos onboarding nacieron con el objetivo final de facilitar la incorporación a la empresa...