La importancia del liderazgo femenino

liderazgo femenino

Empecemos por hablar del concepto de liderazgo femenino. ¿Qué entendemos por liderazgo femenino? No es más que un concepto que alude al empoderamiento de la mujer en el mundo laboral y hace referencia a la participación de esta en diferentes ámbitos ocupando altos cargos en los que toman decisiones, dirigen grupos e implementan estrategias. En definitiva, mujeres ocupando cargos directivos o liderando equipos.

A menudo, verás que el liderazgo femenino se asocia a un liderazgo más empático, cercano, con una estrategia más eficaz y con una gran capacidad de cambio. Pero… ¿existen realmente diferencias entre el liderazgo femenino y el masculino?

Liderazgo femenino vs. liderazgo masculino

Eso de que los hombres son de marte y las mujeres son de venus, ¿es verdad? Pues, sinceramente, no. Precisamente, los roles estereotípicos de género han apresado tanto a mujeres como a hombres durante décadas (por no decir siglos) en espacios y funciones sociales muy marcadas y diferenciadas entre sí. Imposibilitándoles así desarrollarse en otros roles distintos a los esperados.

¿Te has parado a pensar alguna vez qué papel juega la mujer en tu empresa? Quizás en tu empresa cuentes con un plan de igualdad bien definido y, al realizarlo, te diste cuenta de la respuesta a esta pregunta. Pero si no es así, piénsalo un momento. Y, ojo, porque quizás no te guste la respuesta. Y, sobre todo, pregúntate: ¿existe un liderazgo femenino o la dirección sigue reservada a los hombres?

Hablamos de liderazgo femenino, pero no porque existan diferencias entre la manera de liderar por el hecho de ser mujer u hombre. Es solo un término más para poder empoderar a la mujer en el mundo laborar y trabajar sobre las desigualdades que, aún a día de hoy, existen entre ambos. Se trata de buscar la manera de romper el techo de cristal y de que las mujeres puedan, definitivamente, estar en igualdad de condiciones laborales que los hombres.

Por suerte, el modelo tradicional de liderazgo dentro de las empresas ha sido altamente cuestionado en los últimos años debido a la brecha de género. La búsqueda en la igualdad de oportunidades, la mejora de condiciones laborales y la lucha contra la discriminación laboral han impulsado el liderazgo femenino como pilar fundamental dentro de la cultura organizacional.

Pero olvídate de eso de que las mujeres por el hecho de ser mujeres tienen unas habilidades innatas, que les hacen ser mejores líderes. Habilidades que los hombres no puedan tener o viceversa. Eso no es así. De ser cierto, no existirían cursos para aprender y desarrollar las habilidades de liderazgo. Desde Montaner, es un punto en el que siempre insistimos: hay personas que poseen ciertas habilidades de manera casi innata, pero eso no significa que los demás no podamos adquirirlas también.

 

La importancia de fomentar la igualdad en una empresa

Si hablamos de que no existen diferencias entre el liderazgo masculino y el liderazgo femenino, ¿por qué decimos que este último es importante para la empresa?

Porque estamos hablando de fomentar la igualdad. Y una empresa que brinda igualdad de oportunidades es una empresa que sale ganando.

¿Por qué? Porque fomentar la igualdad se traduce en una mayor satisfacción por parte de los/las trabajadores/as. No solo por parte de las mujeres, sino también de los hombres, que estarán más a gusto sabiendo que en su empresa se brinda dicha igualdad de oportunidades. Esto, a la vez, mejorará la imagen de la empresa. Y hará que tanto el personal, como los proveedores o clientes, confíen más en ella. Sin olvidar que una empresa que fomenta la igualdad contará con personas más motivadas para realizar sus tareas y progresar profesionalmente.

La diversificación en la empresa aumenta la productividad, la creatividad, mejora el rendimiento, ayuda a fidelizar al talento y mejora la colaboración.

Y aunque hablemos de que los líderes se definen por la persona y sus habilidades y no por el género, se ha demostrado que las empresas en las que existe igualdad en sus equipos directivos son más innovadoras y obtienen mejores resultados.

Por todo esto, fomentar el liderazgo femenino debería estar en tu lista de prioridades. ¿Cómo hacerlo? Lo vemos a continuación.

Cómo fomentar el liderazgo femenino

Como ya sabes, no existe una fórmula mágica para desarrollar el liderazgo femenino. El liderazgo es algo propio de cada persona y de las habilidades de liderazgo que posea o desarrolle esta.

Aun así, existen una serie de buenas prácticas para impulsar el desarrollo del liderazgo femenino. Estas son algunas de ellas:

  • Una cultura corporativa amigable para las mujeres

A estas alturas, no tiene sentido negar que las mujeres se encuentras con obstáculos que los hombres no encuentran. Por poner un ejemplo fácil: a las mujeres se las interrumpe más cuando exponen sus propuestas u opiniones. Se debe fomentar una cultura amigable para ellas, en la que se eduque a todos sobre cómo actuar y qué no hacer en ciertas situaciones es fundamental. Esto requerirá de un esfuerzo por parte de todos, pero si la empresa expone las razones y los puntos a trabajar, será más fácil lograr un cambio.

  • Planes de carrera igualitarios

Un plan de carrera permite cultivar el talento. A la hora de desarrollarlos, no debemos tener en cuenta si se trata de una mujer o de un hombre. Simplemente, debemos basarnos en el punto de partida y la meta, teniendo en cuenta las habilidades de la persona.

Los planes de carrera, además, ayudan a proteger el talento, fomentar el liderazgo y reducir la tasa de rotación.

  • Políticas de empresa paritarias

Pongamos dos ejemplos. Por un lado, podemos empezar a implementar estas políticas en los procesos de selección solicitando currículums sin foto o incluso anónimos. De esta manera, estaremos evitando los prejuicios de género y de otra índole. Y, por otro lado, las promociones internas deben decidirse únicamente por méritos, sin importar otros aspectos irrelevantes a nivel laboral.

  • Espacios seguros en la empresa

Aunque no nos guste admitirlo, las mujeres siguen siendo víctimas de situaciones de acoso. El trabajo no se libra de ello y debemos asegurar que la empresa no tolere ningún tipo de agresión hacia sus trabajadoras.

Así pues, sí hablamos de liderazgo femenino, pero siempre recordando que las aptitudes para ejercer un buen liderazgo van con la persona y no con el género de esta. Solo usamos este concepto para dar más visibilidad a la desigualdad existente. Para intentar huir de esta y avanzar hacia el empoderamiento definitivo de las mujeres en el ámbito laboral. Y, sobre todo, en los altos cargos.

Contacta con nosotros


Si quieres que nuestro equipo contacte contigo para conocer de primera mano información de nuestros Servicios relacionados con este tema, puedes dejarnos tus datos aquí:

Artículos relacionados

Tendencias

Retos a los que se enfrentan los profesionales de RRHH este 2024

Sin duda, dejamos atrás un año lleno de cambios y retos, algunos de los cuales...

Selección y Headhunting Tendencias

La dificultad para encontrar talento en 2024

La falta de talento o, más bien, la dificultad para encontrarlo es uno de los...

Gestión del cambio

Nuestros servicios de #teambuilding y eventos crecen gracias a la alianza con ‘d events platform’

Como sabes, en Montaner somos expertos en la gestión del cambio en las organizaciones. Estos...

Selección y Headhunting

El onboarding online versus el onboarding presencial

Los procesos onboarding nacieron con el objetivo final de facilitar la incorporación a la empresa...

Formación Tendencias

Nuestros workshops para directivos, MontanerLABS, desembarcan en Madrid

El pasado seis de octubre realizamos nuestro primer MontanerLABS en Madrid de la mano de...

Tendencias

Celebramos los 50 años de Montaner en Navarra

Como hemos ido anunciando, este 2023 estamos de celebración ya que Montaner, nuestra marca especializada...